El responsable del café

Mi foto
Nací en Mahón, isla de Menorca, en 1970. Estudié Delineación y Geografía e Historia, pero ejercí durante años multitud de empleos del más variado pelaje. También frecuenté desde muy joven los ambientes teatrales y culturales de mi isla natal, desempeñándome como actor, cantante lírico, locutor de radio y articulista de prensa. Desde entonces he venido ejerciendo el columnismo y la crítica literaria en numerosos medios, obteniendo en 1994 el premio Mateo Seguí Puntas de periodismo. Poeta oculto, como narrador he publicado las novelas "En algún lugar te espero" (accésit del Premio Gabriel Sijé, 2000) y "Hospital Cínico" (2013), y los libros de relatos "Las espigas de la imprudencia" (Bcn, 2003) y "Domingos buscando el mar" (Premio Café Món de Narrativa, 2007). Cuento además con un puñado de premios y menciones en certámenes nacionales de cuento (Revista Mujer 21, El Fungible, Casa de Andalucía, Francisco Candel, Internacional Max Aub, etc.) y algunos de mis relatos figuran en varias antologías. Desde 2002 vivo y escribo en Hospitalet de Llobregat.

domingo, 27 de julio de 2014

Juegos de manos



       Guiñol de manos, como peces resbaladizos que funcionan de metáfora para señalar la voluntad humana. Manos que anticipan con sus gestos las dudosas intenciones de sus dueños, que acarician o estrangulan, que sustraen o ayudan, que saludan o amenazan. Manos, en todo caso, que ejecutan en el aire el complejo lenguaje del absurdo.
Las Manos
Miguel A. Zapata
Candaya, 256 pág.
            De las manos del delantero Torres cae durante el desfile festivo la Copa del Mundo de Fútbol que acredita a España como ganadora. El valioso trofeo desaparece y un anodino testigo, Mario Parreño, un pobre hombre carente de cualquier meta, anclado en un presente de ansiolíticos y confusos recuerdos, solitario procrastinador profesional que apenas se asoma al exterior de su limbo de revistas de viajes, se empeñará en recuperarlo sin plantearse lo heroico de su propuesta. Lanzado a un viaje al fondo de sí mismo, carente de toda voluntad y movido casi por una fuerza azarosa y supersticiosa, Mario va pasando por distintos escenarios, tan irreales como las fotografías de sus amadas revistas, que lo arrastrarán por el Madrid canalla, la Viena imperial, los Estados Unidos o un Japón apocalíptico. Entre tanto, incapacitado para el mundanal ritmo exterior y para la relación con sus semejantes, el nuevo Odiseo irá mostrándonos sus impresiones llenas de filosófica ingenuidad, sus pequeñas deserciones con la vida, sus resignaciones apenas conscientes, y todo ello junto una falta de perspectivas que sólo la consecución de la Copa parece llenar.
          Lluvia de dedos a la búsqueda de asideros vitales que retrasen un poco más la inminente zozobra en un mar sin ambiciones, Las Manos, primera novela del ya curtido autor de cuentos Miguel A. Zapata, es una sátira moderna sobre nuestro mundo banalizado y en pos de quimeras de oropel, donde brilla la capacidad del autor para las escenas delirantes, la sátira social y los puntos de vista insólitos. Y a través de su logrado protagonista, antihéroe quijotesco, se nos incita a la risa del mismo modo que a la tierna compasión.